Deja un comentario

Por el cambio

Carta de apoyo a nuestra precandidata, Noelia García

Por José Carlos Orpi
Sec. General Juventudes Socialistas Prov. Valencia

 

Hace meses, hay una pregunta que me ronda continuamente la cabeza. Una pregunta
que mi mente intenta esconder por vergonzosa, polémica o impertinete. Una pregunta
que muchos se indignan al escuchar pero pocos se atreven a responder, y es ¿Para qué
sirve Juventudes Socialistas? ¿Porqué algunos, hace años, otros hace semanas o el militante que ayer mismo acudió a una sede, decidió afiliarse a Juventudes Socialistas?

Cambiar las cosas, mejorar la sociedad, luchar por nuestro futuro serán las respuestas, la mía fue aquella la primera vez que me preguntaron. A lo que me contestaron, y ¿porqué no una ONG o una asociación vecinal?, también
mejoran la sociedad.. Sí, pero es que soy socialista, y hay que ser optimistas,
ambiciosos, hacer un cambio desde dentro.

Han transcurrido unos años desde aquello, pero en los últimos meses no he podido
evitar recordarlo.

En estos meses, los jóvenes hemos sufrido un ataque sin precedentes en nuestro país;
Subida del abono de transporte público, del 66% en tasas universitarias, dejar sin
asistencia médica a los mayores de 26 años si no han cotizado.. y un larguísimo etc.

Y es que con Rajoy y el Partido Popular no es país para jóvenes. Más de 200.000
jóvenes han abandonado sus hogares para buscar suerte en otros paises. Esa es la
realidad de los jóvenes españoles, de nosotros mismos.

Este fin de semana afrontamos el 24 Congreso de JSE. Congreso donde debatiremos
qué modelo queremos y ante todo cómo pretendemos llegar a los jóvenes que nada les
interesa nuestras disputas y mucho nuestras propuestas.

Porque quiero unas juventudes que estén en la calle, que conozcan de primera mano
nuestra situación como jóvenes, que esté mas cerca de ellos que del “aparato” del
partido.

Porque me creo la participación, la cual considero fundamental en las organizaciones
políticas. A más participación, más información y aportaciones al proyecto socialista.
Acertemos y equivoquémonos juntos. Implantemos 1 militante 1 voto.

Porque somos una organización federal y un país multicultural, de ahí radica nuestra
riqueza. Jamás podemos aplicar el mismo discurso en Cataluña que en Andalucía.

Porque es el momento de ser referentes de verdad en la sociedad, en las
reivindicaciones. Lideremos las manifestaciones, no nos limitemos a secundarlas.

En definitiva, ha llegado el momento de ser valientes. Igual de valientes como los
jóvenes valencianos que se plantaron frente la policía nacional o los que deciden día a
día hacer la maleta y emprender una nueva vida.

Porque Juventudes ha de servir para todo eso y por todo lo que defendemos, por la
solidaridad, la igualdad y la cohesión social, apoyo a Noelia García Palomares como
Secretaria General de JSE. No tengamos miedo de cambiar.  Adelante!

Anuncios
Deja un comentario

Por el cambio:José Carlos Orpi

Hace meses, hay una pregunta que me ronda continuamente la cabeza. Una pregunta que mi mente intenta esconder por vergonzosa, polémica o impertinete. Una pregunta que muchos se indignan al escuchar pero pocos se atreven a responder, y es ¿Para qué sirve Juventudes Socialistas? ¿Porqué algunos, hace años, otros hace semanas o el militante que ayer mismo acudió a una sede, decidió afiliarse a Juventudes Socialistas?

Cambiar las cosas, mejorar la sociedad, luchar por nuestro futuro serán las respuestas, la mía fue aquella la primera vez que me preguntaron. A lo que me contestaron, y ¿porqué no una ONG o una asociación vecinal?, también mejoran la sociedad.. Sí, pero es que soy socialista, y hay que ser optimistas, ambiciosos, hacer un cambio desde dentro.

Han transcurrido unos años desde aquello, pero en los últimos meses no he podido evitar recordarlo. En estos meses, los jóvenes hemos sufrido un ataque sin precedentes en nuestro país; Subida del abono de transporte público, del 66% en tasas universitarias, dejar sin asistencia médica a los mayores de 26 años si no han cotizado.. y un larguísimo etc. Y es que con Rajoy y el Partido Popular no es país para jóvenes.

Más de 200.000 jóvenes han abandonado sus hogares para buscar suerte en otros paises. Esa es la realidad de los jóvenes españoles, de nosotros mismos.

Este fin de semana afrontamos el 24 Congreso de JSE. Congreso donde debatiremos qué modelo queremos y ante todo cómo pretendemos llegar a los jóvenes que nada les interesa nuestras disputas y mucho nuestras propuestas.
Porque quiero unas juventudes que estén en la calle, que conozcan de primera mano nuestra situación como jóvenes, que esté mas cerca de ellos que del “aparato” del partido.

Porque me creo la participación, la cual considero fundamental en las organizaciones políticas. A más participación, más información y aportaciones al proyecto socialista. Acertemos y equivoquémonos juntos. Implantemos 1 militante 1 voto.

Porque somos una organización federal y un país multicultural, de ahí radica nuestra riqueza. Jamás podemos aplicar el mismo discurso en Cataluña que en Andalucía.

Porque es el momento de ser referentes de verdad en la sociedad, en las reivindicaciones. Lideremos las manifestaciones, no nos limitemos a secundarlas.

En definitiva, ha llegado el momento de ser valientes. Igual de valientes como los jóvenes valencianos que se plantaron frente la policía nacional o los que deciden día a día hacer la maleta y emprender una nueva vida.
Porque Juventudes ha de servir para todo eso y por todo lo que defendemos, por la solidaridad, la igualdad y la cohesión social, apoyo a Noelia García Palomares como Secretaria General de JSE. Es hora de renovar, reiniciar. No tengamos miedo de cambiar. Adelante!

José Carlos Orpi
Sec General Juventudes Socialistas Prov Valencia

Deja un comentario

Adhesiones al Manifiesto de Apoyo a la Candidatura de Noelia García Palomares para la Secretaria General de JSE.

Somos un grupo de jóvenes socialistas que nos sentimos vinculados por una manera de ver y comprender la sociedad a través de una mirada fraguada a lo largo de muchos años de inquietud y compromiso intentando descifrar el mundo que nos toca vivir, y de algo fundamental para nosotr@s, una militancia cargada de tolerancia activa y compromiso.

Siempre hemos entendido que las Juventudes Socialistas y el PSOE eran las organizaciones más acordes con nuestro ideario político para transformar la sociedad, un fabuloso medio pero nunca un fin en sí mismo. Por tanto, asumimos que nada ni nadie se encuentra por encima de la sociedad y de la ciudadanía. El socialismo, por más que centenario sea en nuestro país, dejaría de tener sentido si abandonáramos sus principios motores; principios que se han ido enriqueciendo con el devenir histórico y que nos muestran que no hay debates estériles ni verdades absolutas, que la palabra de un dirigente no vale más que la de un afiliado y que cuando se coarta la libertad de expresión, sea sutil o manifiestamente,  estamos desdibujando una de las señas de identidad del mismo desde su fundación: soñar con un mundo mejor y trabajar para lograrlo.

Sabemos perfectamente de la importancia que tiene la gestión del día a día, la enorme responsabilidad de estar presente en las instituciones, pero también que nada de esto es incompatible con el debate político a todos los niveles.

Del mismo modo, somos conscientes del momento crítico por el que estamos atravesando, y no nos referimos sólo a las circunstancias económicas adversas para el mantenimiento del Estado del Bienestar y de los pilares y valores que lo sustentan. Esta crisis está suponiendo todo un desafío para la izquierda europea, particularmente para los partidos socialdemócratas, incapaces de formular e implementar un modelo económico y social viable y al mismo tiempo distinto al del neoliberalismo económico imperante, que ha terminado traduciéndose en un nuevo conservadurismo en lo social.

La llamada por muchos “dictadura de los mercados” está dejando un escasísimo margen de decisión a los gobiernos progresistas, que se ven obligados a adoptar medidas en contra de sus principios y de su electorado para no provocar un colapso económico y político en sus propios países, en Europa e incluso en el planeta. Se nos cuenta que no hay más doctrina posible que la impuesta por Merkel, Sarkozy, el FMI o lo que es peor, las agencias de calificación económica internacionales. En resumidas cuentas, podemos afirmar que la llamada Tercera Vía de la Socialdemocracia ha fracasado y esta situación es interpretada por algunas y algunos ciudadanos como que no hay más camino que el del liberalismo a ultranza, tal y como exige esa entidad difusa que unos llaman “mercados” y otros directamente el capital.

El avance imparable de la derecha también lo hemos comprobado en España. En las pasadas elecciones obtuvimos los peores resultados electorales de nuestra historia reciente, dándose a su vez la gran paradoja de que los votantes han optado mayoritariamente por gobernantes que defienden las políticas que han desencadenado esta crisis y se han decantado por la versión ideológica original del capitalismo más salvaje. Así, parece que a fuerza de repetir que no existe alternativa posible, la política se ha puesto al borde del precipicio.

En este sentido, si por algo se han caracterizado tanto las Juventudes Socialistas como el Partido Socialista Obrero Español ha sido y debe seguir siendo su enorme capacidad de adaptación a los cambios sociales. Hemos evolucionado desde el marxismo a la socialdemocracia, pasando por distintas fases de la misma. Ahora iniciamos un nuevo ciclo histórico donde resultará imprescindible seguir buscando nuevas fuentes ideológicas a partir de la motivación y el esfuerzo, que sumadas a las existentes nos terminen ayudando a interpretar la realidad y sobre todo, a superar los problemas de la misma.

Así pues, ser socialista -y con más razón ser gobernante socialista- nunca implicará conformarse con lo comúnmente establecido, más bien al contrario. Claro que una cosa es el discurso y otra es la acción. Y la acción comienza con la palabra y con la disposición a tener la mente abierta para escuchar a todo el mundo, de manera muy especial a las críticas que nos vienen desde la izquierda social. Creemos que esta circunstancia resulta fundamental para poder avanzar y no quedar estancados pretendiendo comprender un mundo nuevo con premisas que hoy en día ya pertenecen a otro pretérito.

La crisis general de la izquierda no puede ser excusa para permanecer con los brazos cruzados en nuestras estructuras más próximas. Hasta el momento, no encontramos grandes líderes dispuestos a orientar la brújula política hacia otros puntos cardinales, nos dicen que tampoco contamos con un sistema ideológico y práctico que constituya una auténtica alternativa a la derecha. Pero sí sabemos que sólo con el debate, la permeabilidad hacia las demandas de los nuevos movimientos sociales y cívicos, la consideración hacia un buen número de intelectuales, las más de la veces críticos, estaremos abonando el campo para que brote un nuevo paradigma. Nuestro compromiso con el conocimiento, la innovación, el pensamiento científico, y el respeto por nuestro medio como máximas seguramente nos garanticen la evolución hacia un estadio mejor.

Ni somos, ni nos sentimos los salvadores del socialismo y mucho menos del mundo, sería estúpido tener esa pretensión. Sencillamente no nos resignamos a tener que vivir con sueldos mileuristas o estar en el paro eternamente; a que el sector público se vaya desmantelando progresivamente, a que el individualismo vaya ocupando cada vez más espacio en detrimento de las organizaciones sociales –entre las que se incluyen los partidos políticos y los sindicatos-, a que la desregularización del Estado permita que los ricos cada vez sean más ricos y los pobres más pobres, a que los gobiernos estén secuestrados por la Banca, a que ciertas organizaciones privadas de carácter religioso tengan el poder de orientar las políticas públicas, a que la política definitivamente sea engullida por la economía especulativa… Y ante este panorama, es obligatorio preguntarse qué parte de responsabilidad tenemos como jóvenes militantes políticos.

Es absolutamente esencial pensar en el futuro. Para ello es preciso admitir el libre pensamiento, abandonando la amenaza de que “quien se mueve no sale en la foto”. Necesitamos practicar la democracia interna, pues aunque los cauces existen estatutariamente, lo cierto es que es común que la información sólo fluya en una dirección, de arriba de abajo. Ya no hay excusa para evitar los debates más polémicos bajo la frase del “ahora no toca”.

Desgraciadamente no tenemos la fórmula mágica para lograr inmediatamente todos nuestros propósitos, como también sabemos que esto no se arregla ni con un solo debate, ni con una sola Conferencia Política ni siquiera con un Congreso. Seguramente tenga que pasar mucho tiempo, pero cuanto antes comencemos a caminar antes encontraremos lo que desde hace más de 100 años buscamos colectivamente.

No tendremos ahora todas las respuestas, pero sí sabemos algunas de las  preguntas a formular. Y para encontrar esas respuestas, hemos de repetir que no nos resignamos. Por ello reivindicamos:

  1. El debate ideológico a todos los niveles como instrumento de transformación imprescindible, indisolublemente unido al derecho de cualquier militante a expresar sus ideas, incluida la discrepancia con la dirección del Partido, sin temor a sentirse marcado, excluido o ridiculizado.
  2. La revitalización de las estructuras locales, tanto orgánicas como institucionales, fortaleciendo la idiosincrasia municipalista socialista y la militancia activa.
  3. El ecologismo y la sostenibilidad como estrategias para el desarrollo, con especial incidencia en un modelo energético limpio y justo.
  4. El carácter internacionalista del Socialismo y por ende, la cooperación internacional como una de las vías para cumplir nuestro fin.
  5. La globalización de los derechos y no sólo de la economía, reconociendo que el origen de los grandes movimientos migratorios radica en la pobreza y  los conflictos sociales.
  6. La igualdad entre mujeres y hombres, la defensa del feminismo y los derechos LGTB.
  7. La transparencia política.
  8. La laicidad como garantía de tolerancia, respeto y convivencia.

Habrá quien piense que no proponemos nada nuevo, también habrá quien crea que nuestro manifiesto no es más que un brindis al sol. Ni una cosa ni la otra. Si los temas no son novedosos, habremos de preguntarnos por qué después de tanto tiempo siguen vigentes. Si los temas parecen utopías, tendremos que visualizar los sueños para crear las herramientas que nos permitan alcanzarlos. Por eso, a nuestra manera de ver, todos estos puntos no serán más que ejes sobre los cuales construir el proyecto político del socialismo en España.

Para terminar, aunque debería ser innecesario decir lo siguiente: tan sólo hemos querido trasladar con este manifiesto una síntesis colegiada de nuestro sentir político, manifestado libremente y con la intención de construir y no lo contrario.

Como se ha dicho tantas veces nuestras organizaciones no son una banda ni una continua asamblea. Las direcciones actuales merecen todo nuestro respeto como también lo merecen todas las voces de la militancia. Creemos firmemente que todas las diferencias orgánicas los problemas se pueden resolver con más generosidad y tolerancia.

Así, nuestro manifiesto busca generar confianza en la política y confianza en el socialismo desde una perspectiva joven. Esperamos que nadie malinterprete nuestra actitud, pues no pretende ser si no una modesta aportación al cambio de inercias y vicios que con el transcurso de los años hemos podido se han ir generando.

No es verdad que seamos una generación perdida, porque ahora estamos donde estamos, en el centro del problema y como parte imprescindible de la solución. Hace tiempo podíamos estar obviados, pero ahora estamos si cabe más presentes. Por eso, nuestra reacción inmediata ha sido la de acordar y suscribir este manifiesto y lo que representa desde el valor y la generosidad, esperando que fructifique en un socialismo verdaderamente republicano, es decir libre. JÓVENES POR LA RENOVACIÓN.

  1. Abraham El Fakir Bravo, Concejal del Ayuntamiento de Yunquera de Henares (Guadalajara)
  2. Alicia Morales de la Llana, Secretaria de Educación de JSCM
  3. Alvaro Palma, Teniente Alcalde de Castalla (Alicante)
  4. Amaya Rodriguez, Secretaria General de JS de Larranga (Navarra)
  5. Ana Telechea Aragón, militante de JS de la agrupación de Polanco (Cantabria)
  6. Bárbara Cobo García, Secretaria de Política Institucional de Villaescusa (Cantabria)
  7. Borja de la Cueva, militante de JS-Guadalajara
  8. Borja Sainz ahumada, militante de Torrelavega (Cantabria)
  9. Carlos Rubio Arcediano, Concejal en el Ayuntamiento de Peñalen (Guadalajara)
  10. Eneko Abal Pastor, Presidente del Comité Nacional de JS de Navarra
  11. Enrique Lorente Gonzalez, Secretario de Formación, Ideas y Programas de JSCM
  12. Eva Catalán Lozano, Secretaria de Igualdad de JSCM
  13. Inti Ortega Tobar, Secretario General de JS de San Roque (Cádiz)
  14. Isaac Prado Gutiérrez, Secretario General de Camargo (Cantabria)
  15. Ismael Saiz Marín, Secretario de Formación de Torrelavega (Cantabria)
  16. Javier Ramiro Larrio, Secretario de Organización de JS-Guadalajara
  17. Jesús Herrero Poza, militante de JS-Madrid
  18. Jesús Ruiz Calvo, Secretario General de JS Alovera (Guadalajara)
  19. Jordi Lledó, Concejal de Mareny de Barraquetes (Valencia)
  20. Jorge del Castillo Morales, Vicesecretario General de la agrupación local de JS de Guadalajara
  21. Jorge Gayoso, militante de JS-Guadalajara
  22. Jorge Lasheras Sierra, Presidente de la Comisión de Garantias de JS de Navarra
  23. José Antonio Rodríguez Gutiérrez militante de la agrupación de JS de Torrelavega (Cantabria)
  24. José Carlos Orpi, Secretario General de JSPV
  25. José García Salinas, Concejal del Ayuntamiento de Cabanillas del campo (Guadalajara) y Vice portavoz de la CEP del PSOE-Guadalajara
  26. José María Amarante Moreno, Secretario de Medio Ambiente y Educación de Torrelavega (Cantabria)
  27. Lidia Aso Jiménez, Concejal de Campillo de Ranas (Guadalajara)
  28. Lidia Tierraseca, concejal del Ayuntamiento de Sacedon (Guadalajara)
  29. Lucia Rebago Rebolledo, Vicesecretaria General de Camargo (Cantabria)
  30. Manuel Granado Herreros, militante de JS-Guadalajara
  31. María José Catalán Chamorro, Secretaria de Políticas Sociales de JSA
  32. María Luisa Delgado Martínez, Secretaria de Organización de la agrupación de JS en Osa de la Vega (Cuenca)
  33. Mario Torralbo Tamaral, Concejal del Ayuntamiento de Cardeña (Córdoba) y Secretario de Formación de JSA-Córdoba
  34. Martin Ruiz Oceja, Secretario General de Escalate (Cantabria)
  35. Pablo Gómez Manzano, militante de JS-Guadalajara
  36. Rafael Alonso González, Secretario de Movimientos Sociales,  cultura y cooperación de la agrupación de JS de Tabernas (Almería)
  37. Rocío Andrés Lacour, Concejal del Ayuntamiento de Molina de Aragón (Guadalajara)
  38. Rocío Cuesta Montes, Secretaria de Organización de Villaescusa (Cantabria)
  39. Ruben García Ortega, Secretario General de JSGU
  40. Ruben Malonda, Secretario General de JS de Algemesi (Valencia)
  41. Santiago Rivero Cruz, militante de JS de Pinto (Madrid)
  42. Sara Serrano Agudo, Secretaria General de Villaescusa (Cantabria)
  43. Simón Alcorlo, Alcaldesa de Montarrón (Guadalajara) y Secretaria General de la agrupación local de JS de Guadalajara
  44. Sergio López Martin, militante de JSA-Córdoba
  45. Sergio Rojo Muñoz, militante de JS de Chamberí (Madrid)
  46. Sonia Grueso, concejal del Ayuntamiento de Pobla de Villbona (Valencia)
Deja un comentario

“La política no debe ser nunca un fin en sí mismo, sino un medio para alcanzar una sociedad mejor”

Carta de apoyo a la candidatura de Noelia García

Por Mariano Beltrán, delegado de la Federación de Murcia 

Quisiera agradecer en primer lugar a lxs compañerxs de JXRenovación la oportunidad que me han ofrecido de  poder expresar en estas líneas mi forma de entender la política joven, así como mi óptica sobre Juventudes Socialistas.

Me llamo Mariano Beltrán-aunque mis compañerxs me conocen como Nico; puntualizo que en las tierras murcianas todo debe acabar en -ico, 🙂 – milito en las Juventudes Socialistas de la Región de Murcia desde los 15 años y soy delegado al 24 Congreso de JSE. Tuve oportunidad de militar también en el Partido Socialista de Madrid cuando cursé mis estudios en la capital, implicándome en todo momento en la vida del partido, como hago actualmente con JS.

La política no debe ser nunca un fin en sí mismo, sino un medio para alcanzar una sociedad mejor, más justa e igualitaria; debe ser el instrumento que nos permita transformar a la sociedad. Y para que esto suceda, la política no debe ser únicamente orgánica ni institucional: creo firmemente en la política de calle, creo que debemos estar en las ONG’s, en las asociaciones juveniles, en los Consejos de Juventud-que tanto daño están sufriendo últimamente-…Debemos hacer política en todas partes, también en el 15M, sin miedo y con orgullo socialista. Creo que debemos mezclarnos con la sociedad y no atrincherarnos en nuestros dogmas. Solo así consigueremos reconectar con esa población joven que nos ha dado la espalda, aunque no nos ha abandonado definitivamente. Tenemos el deber moral de devolverles la ilusión por la política.

Noelia García viene del movimiento asociativo, conoce la realidad juvenil desde diferentes puntos, conoce los Consejos de Juventud, las asociaciones de mujeres, las lgtb; se ha implicado en ellas, ha hecho lo que anteriormente expresaba, ha hecho política de calle… Y por todo este amplio conocimiento de la realidad juvenil y estudiantil creo decididamente en su candidatura a la Secretaría General de JSE. Creo que es el momento de centrarse exclusivamente en JSE y de volcarnos con la sociedad.

Creo también en la participación de la militancia, creo casi obsesivamente en un militante, un voto; considero que es la forma más justa y más democrática de elegir a nuestros líderes políticos, la forma más real. Y creo también en la coherencia: si aprobamos un militante, un voto, debemos votar donde se nos convoque, donde proceda, sí a esa propuesta de apertura democrática. La militancia no debe ser parte del proceso de elección, debe ser el todo del proceso de elección.

En los últimos tiempos estamos sufriendo ataques desde compañerxs de la izquierda al PSOE y por extensión a JS. Es el momento de sentarnos y de escuchar: tenemos que ser el referente de la izquierda joven en España, y sólo conseguiremos ser referentes si escuchamos las críticas, si las interiorizamos y aprendemos de ellas. JSE debe tener espíritu crítico por naturaleza, no como algo excepcional. Debemos recuperar la crítica constructiva como estilo de hacer política orgánica, debemos oponernos con más firmeza y determinación a propuestas con las que no estemos de acuerdo. Y también creo en Noelia García para desempeñar el papel crítico que debiera estar en el alma de toda asociación juvenil.

Espero de este 24 congreso de JSE un cambio de rumbo. Espero que se mejore lo que se ha hecho bien, y que se cambie lo que no ha funcionado; y espero firmemente que todxs nos enriquezcamos del debate interno que se genera en una organización como la nuestra, que aprendamos lxs unxs de lxs otrxs, que hagamos política dentro del congreso y que la saquemos luego fuera. Agradecer al compañero Nino Torres su decisiva y rica aportación a este congreso del que todxs saldremos más fortalecidxs.

Para terminar agradecer a Noelia García sus ganas, su fuerza y su ilusión, cosa que considero muy importante en un momento como este. Ilusión para ilusionar. ¡Suerte y a ganar!

Deja un comentario

Fotos JS Región de Murcia en Murcia

Deja un comentario

Fotos JS Castilla-La Mancha en Albacete

1 comentario

Carta de apoyo a la candidata Noelia García

Por Eneko Abal, ex secretario general de Navarra

Compañeros, compañeras; hermanXs socialistas.

Antes de nada quiero agradecer desde aquí a los compañeros de JXRenovación por tener la deferencia de invitarme a escribiros unas palabras y por la valentía y el trabajo que se necesitan para emprender la tarea de presentar una candidatura diferente. Saludar también al amigo y compañero Nino Torre, también candidato, por su dedicación en esta nueva andadura en su vida. Desde aquí también mi felicitación por ser diputado electo en Asturias.

Soy integrante de las Juventudes Socialistas de Navarra. JSN-ngs es una federación que cuenta con algunos años de historia y de lucha dentro de nuestra Comunidad Foral, y ha contribuido junto a otras formaciones al cambio histórico dentro de la Universidad Pública de Navarra y del Consejo de la Juventud de Navarra, dirigidos desde unos cuantos lustros por la izquierda abertzale.

Definirse socialista no significa idealizar un compromiso. Creo que definirse socialista es mucho más que una cuestión de nombre, y así lo llevamos diciendo en los órganos que participamos. Hay cuatro aspectos que para nosotros son centrales para destacar en este momento histórico en nuestra organización, y que deberíamos valorar en su justa medida. Primero es el valor de la ideología y la necesidad de rescatarla en estos tiempos tan convulsos, para asumirla y para hacerla elemento orientador de nuestro trabajo en JSE. Segundo el valor que nuestros antepasados daban a la organización política de clase, la juventud socialista de los obreros, como generador de conciencia, sintetizando experiencias y orientando las mismas. En tercer lugar todo lo que tiene que ver con los métodos de desarrollo de esa lucha para que hagan avanzar a toda la sociedad, progresar, rompiendo con el neoliberalismo económico actual para la consecución de una Ciudadanía plena, también para los jóvenes. Y en cuarto lugar su consecuente lucha por la formación, la transparencia y la autosuficiencia de sus federaciones. Quería recordar estos aspectos porque hoy en día todas y todos creo que los podemos considerar vitales para la supervivencia de la política, y más concretamente del socialismo, dentro de la coyuntura actual.

Una de las particularidades más importantes de Noelia García es su trayectoria asociacionista, aguda y escudriñadora. Crítica por excelencia, al fin alguien cuenta sin complejos con el empuje que se necesita para liderar un proyecto y una organización centenaria que necesita una vuelta de tuerca imprescindible, unas JSE supeditadas en los últimos años a las Instituciones democráticas de todo el estado (y Europa) y su consiguiente abandono de lo que fueron en su día y del afán reivindicativo y de calle que muchos anhelamos.
Ella no es una mujer de experiencia política. Es más, formada e instruida, marcada por la trayectoria dentro del Consejo de la Juventud y el asociacionismo juvenil, le ha llevado a ver que el futuro de esta sociedad y del socialismo pasa por unas Juventudes Socialistas de crítica abierta y de trabajo social más que institucional. En este sentido muchas y muchos coincidimos con ella en que esta organización necesita menos de reformas y más de lucha, también contra el gradualismo, el revisionismo o el etapismo en el que estamos inmersos en estos últimos años y que tanto daño nos está haciendo en nuestros censos y a nuestro electorado.

Para asumir los valores socialistas, defenderlos y transmitirlos, se necesitan personas y cuadros, y éstos se constituyen todos los días, en un proceso dialéctico que muchos anhelamos y que hoy por hoy ostenta nuestra querida escuela Jaime Vera. Para JXRenovación esta forma de entender el socialismo pasa por una Juventud Socialista cohesionada, formada y vanguardista, alejada del institucionalismo y centrada en la promoción entre las bases y la militancia de la democracia participativa, también con el reiterado #1militante1voto. Y en esto no podemos engañarnos ni engañar a los miles de compañeros. Simplemente digo, desde la honestidad socialista y democrática, que el asumir un camino u otro lleva a tomar definiciones claras de qué cambio queremos y cómo lo queremos hacer. No debemos repetir mecánicamente recetas aplicadas ya antes en nuestras JSE, lo que sí debemos analizar con mente abierta, sin complejos y con espíritu crítico son todas las experiencias pasadas, victoriosas o derrotadas, que hacen que la decisión que este fin de semana nos cita sea seguramente de las más importantes en los últimos años de nuestra historia.

En este momento la derecha natural se encuentra en una situación desesperada, con invasiones directas a derechos sociales, solapadas y encubiertas, pero el hecho de la crisis que nos golpea, social y económica, nos obliga a tomar una decisión para nosotras y nosotros mucho más concluyente. Se trata de elegir entre un modelo dirigido desde cargos institucionales o asociacionistas, enmascararnos como federación compuesta por muchas o como federaciones y personas que sustentan una sola, se trata de dirimir entre una Comisión Ejecutiva Federal que revitalice el asociacionismo juvenil o que siga enmascarada para la consecución de cargos políticos en nuestros parlamentos. Se trata de crecer como organización o hacerlo como institución, ser JSE o ser miembros de una organización que reconoce las peculiaridades de cada federación, ejemplificado con el Fondo de Solidaridad que tan buenos resultados nos ha venido dando a “los periféricos”.

Para finalizar, compañeras y compañeros, quiero hacer unos apuntes básicos con respecto a los principios socialistas, que nunca cambian ni debieran cambiar, sea cual sea la circunstancia y el partido que Gobierne el Estado. Esta realidad es casi idéntica en todas las federaciones. La política y gestión de JSE no ha de ser la misma en todos los territorios como no lo es igual un navarro o un andaluz. La consecución de una dirección de todos, con todos y para todos ha de ser de competencia exclusiva, sin otras tareas que puedan distraer a nuestros dirigentes y con personas de reconocida experiencia en el mundo asociativo para fortalecernos como Juventudes Socialistas de España.
A nosotros nos pasa, y estamos seguros de que no somos los únicos. Muchas asociaciones que consideramos hermanas de lucha no se atreven a declararse abiertamente a nuestro lado, porque entienden y nos ven como un ente orgánico y altamente jerarquizado en el que sólo estamos como etapa de nuestra vida política. Nuestra tarea no es promover una división interna sino sentar la base hacia una futura y definitiva ruptura con las formas que nos critican en la calle. Hemos de generar la esperanza de que otra forma generacional es posible acercándonos a la ciudadanía joven. Pero esto solo es posible siempre y cuando desde JSE se combata y derrote las formas etapistas de nuestra organización.

La renovación, la revolución, no se hace con federaciones desilusionadas sino con militantes esperanzados. No podemos permitir oportunismos implantados en el seno de JSE que jueguen con las esperanzas de las personas. Hemos de luchar frente a la urna contra esos verdaderos institucionalistas infiltrados, travestidos de participación y garantes de la incompatibilidad del artículo 17.c de los actuales estatutos y su acumulación de cargos. Esta lucha es ideológica también. Y política.

Buena Suerte y Hasta Luego